Un otoño algo aburrido y terriblemente sencillo.

Ya sabemos que nuestra forma de vestir se va adaptando al momento, las modas salen en la calle y lo que pasa en nuestras vidas en las sociedad se reflejan claramente en la forma en las que nos vestimos.

El negocio de la moda está siendo castigando duramente tras la aparición de covid. Esta industria ha perdido mucho dinero y no solo se ha reflejado en nuestros bolsillos sino también en la forma en la que ahora nos vestimos.

Una bajada del consumo de moda y la forma en la que consumimos, una vuelta a los básicos que se ve muy influenciada por la dinámica de trabajar en remoto.

Muchos estamos tele trabajando y lo que queremos es estar cómodos, pero en condiciones de atender una video llamada de trabajo y si es necesito salir luego al súper con la misma ropa.

Los básicos triunfan.

El punto como gran triunfador, pero este año parece que es más grueso y más rudo como si quisiéramos estar más protegidos.

El cuero sintetico otro que triunfa, una sinfín de nuevos modelos con este tipo de material, una conciencia con la naturaleza y sobre todo ya que este material es mucho más barato que la piel autentica.

Líneas sencillas junto a colores neutros,

Las prendas superiores son las que triunfan, con una par de jerseys cisnes ajustados y de colores combinados con una blazer básica y una camisa blanca con un jean recto y si buscamos un abrigo un abrigo camel largo.

Unas prendas que nos van a durar varias temporadas, fáciles de combinar entre sí y con otras prendas, modelos que nos valdrán y nos sacaran en más de un apuro tanto para ir a la compra, tomar una cerveza si nos dejan o trabajar en casa.

moda-aburrido-sencilla
moda sencillamente estilo aburrido

Inquieta la sobriedad.

Aunque también se habla de varias corrientes en la moda, desde la de estilo rap, moda urbana, la música trap y el estilo de Rosalía, que se mezclan con enormes plumíferos, materiales fosforitos y duraderas de colores de colores súper llamativos.

Hasta otra mucho más minimalista, se dice que viene una época de normcore, una tendencia antitendencias, una moda unisex que surgió en el 2014, ropa aburrida, pueril y anodina.

Un estilo aburrido y nada estético que puedes destacar con algún accesorio que le dé el toque diferente al estilismo que en sí, no dice nada.

Tantos días metidos en caso nos hemos dado cuenta que no necesitamos tanta ropa, no tenemos posibilidad  de lucirla, aunque nos hemos vuelto muy inquieto queremos hacer y expresar cosas, por eso las camisetas y sudaderas con mensajes minimalistas triunfan.

Diseñadores y Covid.

La moda se adapta a los cambios y como no podía ser de otra manera grandes marcas y pequeños diseñadores han cambiado de forma de pensar y de diseñar, el covid lo ha cambiado todo.

Los diseñadores son sensibles a los sucesos sociales que ocurren en nuestras vidas, más cuando lo sucedido es a escala mundial.

Todo cambia aunque la señal de identidad perdura.

La moda es una forma de expresión más, nos mostramos tal y como somos y hoy en día gracias al montón de marcas y precios cada cual puede escoger lo que mejor se adapte a tu forma de vida y de pensar.

Para este otoño invierno se avecina un total black, quizás combinado con algo de gris, junto con los vestidos con escotes especiales donde se muestras las figuras femeninas elegantes.

Esto hoy, mañana como el mundo cambia tan rápidamente, ya veremos. Por ahora lo que tenemos claro es que se lleva el estilo aburrido.

·

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.